“Pedagogía”

Enseño a romper límites, a ganar confianza, a crecer tu sonido vocal, y a verdaderamente inspirar a otros con tu musicalidad y la magia de tu voz.  Los resultados son transformadores y están dirigidos a  cantantes de todos los niveles y de todos los géneros


Preguntas frecuentes

¿Qué tipos de cantantes vienen contigo a recibir instrucción vocal?

Me especializo personalmente en el canto clásico, pero enseño a todo tipo de alumnos, desde los cantantes profesionales que están buscando para afinar su oficio a los que buscan solo la recreación de la música. Mis clases de canto tienen algo especial y único para ofrecer a todos, sin importar la edad o el estilo de repertorio que quieran interpretar.

¿Con que frecuencia se toman las clases?

Ésto es enteramente a discreción del cantante, quien elige una frecuencia que está en acorde con su disponibilidad y su deseo de progresar. El programa más común es una sesión por semana. Los cantantes que asisten a las clases con regularidad experimentan un avance rápido. Otros encuentran que el programa de asesorías eventuales les es útil para aumentar su nivel vocal. Independientemente de la frecuencia, la dedicación es la clave.

¿Me puedes entrenar para una grabación próxima, un concierto o una audición?

¡Por supuesto! He ayudado a los cantantes a prepararse para proyectos especiales, como grabar discos, preparar conciertos o prepararse para una audición para concursos de canto. Me concentro en la elección y perfeccionamiento de una canción o grupo de canciones para saber cómo el rendimiento vocal e interpretativo puede ser elevado a través de opciones artísticas adecuadas y una buena técnica vocal. Promuevo un ambiente de confianza, que le da a los cantantes la oportunidad de encontrarse mas a gusto y en confianza con su voz y su actuación.

¿Das clases remotas o solo presenciales?

 Hago los dos formatos, y ¡me encanta! Se que para muchos cantantes es necesario el contacto personal en el aula de canto, pero que también para otros cantantes el tiempo y la ubicación hacen que sea difícil para programar clases regulares, entrenamientos y talleres presenciales. Por eso trato de estar disponible para el alumno donde esté. Para todos ellos, las nuevas tecnologías hacen posible el estudio vocal casi como si fuera presencial. Al considerar la opción remota, hago una prueba de configuración para estar segura de que el alumno tenga el micrófono, la cámara y las bocinas adecuadas, para que la clase se de sin ningún contratiempo.